todonatacion

Usted esta en: =>

Natacion => Estilos de natacion.

=>

Estilo mariposa

=>

Errores y soluciones en la mariposa

=>

Fallos mariposa, errores en el empuje



Fallos técnicos en la fase de empuje



Nota: Los videos y fotografías no corresponden a los fallos descritos, en poco tiempo podrás observar en video todos los errores que se comentan.


Errores técnicos: El mas común es acortar este movimiento y sacar las manos del agua antes de la casi extensión del codo, pero se pueden observar otros.



Brazada sin final:

el error consiste en no terminar esta fase con los brazos casi completamente extendidos, acortando longitud de brazada en la zona más propulsiva de esta. Es un error grave y sin ningún tipo de contraprestación, el nadador pierde fuerza propulsiva en la zona mas importante de la trazada, dificulta la correcta salida de las manos en el agua y también complicar un adecuado recobro.

Esta falla técnica provoca un aumento de la frecuencia de brazaza sin aumentar el avance por ciclo, aumentando así el consumo energético sin aumentar la velocidad media de nado.

Cuando el error se produce solo con la última parte del final de la brazada, zona en la que se hace mas difícil el empuje y que la proporción empuje/gastos energético es mas baja que los anteriores momentos de la fase final de la brazada, puede deberse a una fallo adaptación al entrenamiento, el nadador prefiere in un poco más lento y si cansa algo menos.

Salida con el brazo estirado:

consiste en terminar con los brazos totalmente extendidos y con el codo dentro del agua, provocando una pausa grave de la inercia del brazo con el consiguiente gasto extra que se origina al detener el movimiento y luego en volver a acelerar el movimiento. Resulta imposible proporcionar propulsión cuando los brazos se encuentran totalmente estirados y pegados a los muslos, por lo que la ultima parte de la brazada tendrá un resultado no deseado. Esto conllevara una reducción de la frecuencia de braza sin aumentar el avance por ciclo.

Este fallo puede ser debido a una falta de sensibilidad del nadador que no percibe la falta de presión en las palmas de la mano en los últimos momentos de la extensión o también a una enseñanza técnica inadecuada que solicita del nadador que termine con los brazos totalmente estirados y pegados a los muslos.



Brazada con final pero sin empuje.

el sujeto termina la brazada como es debido casi al fin de la extensión del brazo en cuestión. Pero lo hace sin “sentir”, no es capaz de regular la velocidad final de la mano a la velocidad de la corriente para que este movimiento sea lo suficientemente propulsivo.

En las zonas largas de entrenamiento, series largas de carácter aeróbico, continua terminando la brazada pero con una velocidad igual o inferior a la de la corriente, sobre todo en la fase final de casi extensión del codo.

Para aumentar la velocidad de su mano tiene que aumentar la fuerza que ejerce (curva de fuerza-velocidad) y este aumento de la fuerza provoca un incremento del consumo energético.

Esto provoca: Una finalización de la brazada errónea ; Un fortalecimiento muscular inadecuado ; y una ruptura de la coordinación.

Nota: En estas zonas de la brazada, casi iguales en mariposa y crol y muy parecida a la de espalda. En la que la resistencia de forma es casi la única opción propulsiva y en la que el ángulo de azimut es de 270º, se produce un hecho muy poco destacable pero del que voy escribir. La teoría nos dice que cuando una superficie desplaza agua se producen unos torbellinos con una potencia succionadora proporcional a la distancia de la que proceden. Cuanto más lejos esta el torbellino de la mano menos es el poder de succión de este sobre la mano y menor también es la energía de este torbellino. Pero cuando cerca de la superficie que desplaza el agua se encuentra una pared, un cuerpo humano u otra materia no viscosa ni fluida, estos torbellinos rebotan y chocan entre ellos produciendo un verdadero caos que origina que la succión y las corrientes que alteran el desplazamiento de esa masa de agua se vea trastocado. Por lo que según la teoría de fluidos deberíamos intentar tener las manos lo más lejos posible del cuerpo. Pero aquí choca con la composición muscular del cuerpo a base de la ley de palancas, que nos dice que cuanto mas cerca este el momento de fuerza del punto de apoyo más fuerza puedo aplicar. Esta segunda ley, en la cuestión que tratamos es la única a la que debemos dar cuenta por lo que la otra casi olvidarla. Ya dije que este punto no merece nuestra atención. Pero me gusta por que demuestra lo mal que estamos hechos para movernos a través de un fluido de cierta densidad.




todonatacion Natacion y deporte

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

Google