todonatacion

Usted esta en: =>

Natacion => Estilos de natacion.

=>

Estilo mariposa

=>

La tecnica del mariposa.

=>

Tecnica mariposa, el tiron.


Fase de tirón o barrido hacia dentro o Tercera Curva. Estilo mariposa



Postura inicial:

Los brazos se encuentran en el momento de máxima profundidad de la trazada que es el final de la anterior curva. Los antebrazos se encuentran debajo o ligeramente detrás de los codos. Los codos están en media flexión y dirigidos lo mas hacia arriba posible. Las palmas han girado hacia arriba, hacia dentro y hacia atrás. Y miran en esa dirección.

Postura final:

Los codos han alcanzado su máxima flexión y empiezan su extensión. Las manos se encuentran en el momento de menor distancia entre ellas, están juntas o cerca una de la otra y debajo del tronco. Las palmas pasan de mirar hacia dentro a mirar hacia fuera.
Descripción del movimiento: Como todos, es un movimiento acelerado, en el que las manos barren hacia arriba, hacia dentro y hacia atrás. Este barrido lo efectúa el codo con su flexión progresiva. Y se efectúa debajo del cuerpo. Las manos al final de este recorrido se encuentran una muy cerca de la otra.

Músculos que intervienen en esta zona. Tiron



Musculatura / musculación principal:

  • Pectoral mayor (abduccion del brazo).
  • Dorsal ancho (abduccion del brazo, rotacion).
  • Redondo mayor (rotacion).
  • Bíceps (durante la flexion, fase inicial).
  • Tríceps braquial (durante la extension, fase final).
  • Deltoides (elevacion y desplazamiento hombro).


  • Musculatura/ musculación secundaria:

  • Aconeo (flexion del brazo).
  • Braquial anterior (flexion del brazo).
  • Coracobraquial (flexion del brazo).
  • Radiles y musculos de los dedos.




  • Otras consideraciones



    “Este barrido empieza cuando las manos pasan por debajo de los codos “ (E.W.Maglischo Nadar más rápido)

    “Esta fase de la tracción finaliza cuando las manos del nadador han pasado se aproximan por debajo del cuerpo a su punto mas cercano. En este momento la flexión de los codos será de 80º a 95º según el nadador” (Osvaldo Arsenio, natación II)

    Transición a esta curva: Las transiciones entre las distintas curvas se hace de forma progresiva. En esta fase la mano tiene que pasar de estar mirando hacia abajo, atrás, afuera, a pasar estar mirando hacia arriba, atrás, adentro. El giro de la mano se tiene que hacer de forma progresiva, siempre mirando en la misma dirección del avance del brazo y del movimiento, dejando en lo posible la muñeca relajada para que el movimiento no produzca demasiadas alteraciones en el medio.

    Esta fase se inicia cuando las manos al final del movimiento circular anterior sobre pasan los codos. Y termina cuando las manos han alcanzado su mínima profundidad y están en el momento de menor distancia entre ellas.

    Es la segunda fase más propulsiva de la brazada. Su momento de fuerza esta en directa proporción a la apertura alcanzada en la primera curva y la profundidad alcanzada en la segunda curva. Cuanto mas afuera y abajo se inicie esta fase mayor recorrido tendra. La fuerza aplicada pasa de ser principalmente de sustentación a ser directamente debida a la fuerza resistencia de forma. Esto se consigue aumentando el giro de la palma hacia atrás progresivamente a lo largo del recorrido de la mano en el agua.

    En la fase inicial de esta curva de la braza, para iniciar un óptimo movimiento hacia arriba, es necesario aplicar bien las palancas biomecánicas, para esto las manos han de estar en línea con los codos y estos actuar de pivotes y transmisores de la fuerza.

    En la fase final de este movimiento es importante explicar adecuadamente a los nadadores que los codos nunca miran hacia la pared. Tampoco hay que insistir en que junten las manos debajo del cuerpo. Lo importante es trabajar la flexión y posición del codo y la sensibilización del nadador. Para que el por su propia inteligencia-sensitiva encuentre la distancia que mejor se adapta a su nado. Esto tiene que hacerse sobre todo una vez pasada la cima de la adolescencia, cuando las magnitudes del cuerpo ya no sufrirán demasiadas alteraciones.

    La acción de los grandes músculos del tronco en este movimiento, muy parecido a la acción del abrazo o del trepado. Hacen de esta fase una zona muy propulsiva de la brazada. Las manos en muchas ocasiones se juntan debajo del cuerpo, en otras como puedes ver en la secuencia de fotos las manos quedan algo más separadas. En el video y en las fotos se puede observar a dos nadadores de talla mundial, uno de ellos con una distancia entre las manos muy corta y el otro sensiblemente mas separadas.

    Claramente una buena acción inicial de apertura (fase anterior hacia fuera, atrás y abajo) y una buena acción de cierre aumentan la longitud de la brazada, por lo que esta forma de nado manteniendo la misma frecuencia aumentaría siempre la velocidad del conjunto. Por lo que con un gasto energético ligeramente mayor se consigue una aumento de las fuerzas propulsivas considerable.

    El problema como en otras partes de la braza, sobre todo el final del tirón, radica en que haciendo un amplio recorrido podemos ganar mayor velocidad y a la vez reducir la frecuencia, pero esto supone un gasto energético considerable en proporción al aumento de la velocidad. Por esto muchos nadadores acostumbrados a entrenar demasiados metros a mariposa adaptan su técnica a un ahorro energético y no a una máxima velocidad. Esta solución solo sale rentable en pruebas largas de mariposa, pruebas que no están dentro del calendario de competiciones internacionales. Por esto que pedir a un mariposista que realice series largas o series cortas con poco descanso a un nadador de mariposa sin un control de la frecuencia y de la técnica suele ser muy perjudicial.

    Ir al Capitulo siguiente

    ->

    El empuje en mariposa






    todonatacion Natacion y deporte

    Enter your email address:

    Delivered by FeedBurner

    Google