Calentamiento piernas



Una vez calentados el tren superior y el tronco, pasamos a realizar ejercicios de calentamiento de piernas.

La musculatura de las piernas, a diferencia de los brazos, por el mismo hecho de estar de pie o de haberse desplazado hasta el gimnasio o la piscina, tienen un cierto grado de calentamiento inherente.

Los ejercicios básicos del calentamiento del tren inferior son la flexión y la extensión de la rodilla, tenemos que tener en cuenta la flexión del muslo sobre la cadera entra dentro del calentamiento del tronco o de la cadera.

  • Movimientos articulares de la rodilla.
  • Movimientos articulares del tobillo
  • Flexiones frontales, flexiones laterales para los muslos.
  • Pequeños saltos de puntillas para la ante pierna y tobillos.
  • Media sentadillas para intensificar el calentamiento de los músculos flexores y extensores. (cuádriceps y bíceps).
  • Medias sentadillas con saltos o multisaltos de media intensidad.
  • Sentadillas con saltos potentes para intensificar el calentamiento general del tren inferior.


  • Aductores, bracistas y dolores



    Los aductores son unos músculos encargados de realizar la aproximación de la pierna a la línea media, es decir el movimiento de cerrar las piernas. Si se hiciera una lista de los dolores o lesiones típicas de los nadadores no podría faltar la tendinitis de los aductores, en especial a los bracistas.

    Demasiados entrenadores no “obligan o motivan” a su nadadores a realizar intensos y cuidados calentamientos antes de iniciar el entrenamiento en el agua. Si se ha calentado mal o poco y se inicia la sesión con ejercicios de braza o de patada de braza, es muy fácil lesionarse el tendón del “musculo aductor largo”.

    Se manifiesta con un dolor en la ingle, cara interna y superior del muslo.

    Causas: Se suele deber a una sobrecarga excesiva de este musculo que generalmente se produce con la práctica de ciertos deportes, en especial en los que se realizan carrera y posturas forzadas con las piernas separadas: futbol, carrera, gimnasia, danza.

    Tratamiento: Con el reposo y los antiinflamatorios junto a una tratamiento rehabilitador suele ser suficiente. En caso cronificados y especialmente rebeldes se puede optar por la infiltración con corticoides junto a un anestésico local. La cirugía se requiere en raras ocasiones y consiste en seccionar el tendón del musculo que se suele afectar con mayor frecuencia, que como hemos dicho es el “aductor largo”.

    Video: José Moreno Vasco por Javier Solas.




    todonatacion Natacion y deporte

    Enter your email address:

    Delivered by FeedBurner

    Google