Elegir el deporte



Consejos para la elección de un deporte para un niño/a



Niños/as 3,4,5 años -- Niños/as 6,7,8 años -- Niños/as 9,10,11 años -- Niños/as 12 y mayores años --

Si un padre o una madre ha tomado la sabia y correcta decisión que su hijo o hija tiene que hacer deporte, se encuentra con la siguiente pregunta: ¿a qué deporte apunto a mi hijo/a?. Lo siguiente tiene que tomarse como consejos personales realizados por un entrenador superior de natación (Javier Solas) y un profesor de gimnasia (Norberto Perezplata)

niña jugando al baloncesto
Foto de adwriter http://www.flickr.com/photos/adwriter/
niño portero de futbol
Foto de Cristiano De Jesus, http://www.flickr.com/photos/cristianodejesus/


niño portero de futbol
Foto de Andreas-photography , http://www.flickr.com/photos/sheepies/

¿Cual es el mejor deporte para un niño/a?



Lo primero es disponer de todas ofertas deportivas con sus horarios que estén cerca del domicilio. Y luego se puede tener en cuenta los siguiente consejos:

  • La edad
    • De tres, cuatro o cinco años: la natación
    • De seis, siete u ocho años: variedad
    • De nueve, diez u once años: ¿competición?
    • De doce años y mayores: musculación y aeróbico
  • El carácter del niño o de la niña
    • Activos y coordinados
    • Nerviosos e inquietos
    • Sociable
    • Perfeccionista
    • Con problemas de integración
  • La disponibilidad del tiempo de los padres
    • Los padres disponen de poco tiempo
    • Los padres disponen de mucho tiempo

Para niños de tres, cuatro años o cinco años (3,4 y 5 años)



A estas edades no hay ninguna duda, el mejor deporte o actividad física que puede realizar un infante de esta edad es la natación. En este deporte podrá iniciarse en todos los aspectos importantes en la educación deportiva de un niño, la coordinación, la resistencia, el equilibrio, la disciplina, y la relación entre el esfuerzo y el resultado. Casi cualquier otro deporte que no sea una gimnasia pensada para ellos es contraproducente en estas edades.

Por lo que a estas edades y dos o tres veces a natación a la semana y cuatro o cinco tardes dedicarlas al juego en compañía de otros niños, ludotecas, gimnasias adaptadas escolares, cumpleaños...

Niños o niñas de seis, siete u ocho años (6,7 y 8 años)



A esta edad lo ideal es que el niño o la niña realicen varios y distintos deportes, a fin de que en unos años pueda elegir libremente el que más le guste y además tenga una base grande de diferentes capacidades. Debiera trabajar un deporte individual y otro colectivo. El individual podría ser la natación, la gimnasia deportiva o el o las clases de iniciación a las artes marciales como en el caso del yudo, por poner tres ejemplos. Entre los colectivos los mejores son lo que se realizan en forma de juego y con pelota como el balonmano, el baloncesto o el voleibol. El futbol y otros deportes parecidos los podrían como ultima opción y siempre y cuando el objetivo a estas edades solo sea la mejora de la condiciones físicas básicas y el control del balón.

Por lo que lo ideal sería lo siguiente:
  • Tres días a la semana de deporte colectivo con pelota (balonmano, voleibol, baloncesto )
  • Dos días a la semana deporte individual (natación, gimnasia, yudo)


Niños o niñas de nueve, diez u once años



Esta es la edad en que los padres tienen que empezar a preguntarse si quieren un hijo que haga deporte o quieren un hijo deportista de competición. También tendrán que tener muy en cuenta la opinión de su hijo, pero a estas edades la opinión de los padres es la que tiene que prevalecer, ya que a esas edades los niños difícilmente pueden comprender las implicaciones de esta decisión.

Antes de tomar la decisión tiene que recapacitar si ellos (los padres) están dispuestos a sacrificarse, ya que el deporte de competición necesita de un gran sacrifico de los padres, en caso contrario deberían optar por solo que el niño haga deporte. Apuntar a una escuela de competición, ya sea gimnasia deportiva o natación a un niño y no darle todas las facilidades (asistencia máxima, apoyo máximo, alimentación y horarios adecuados…) es la peor decían a este respecto que puede tomar los progenitores.

  • La decisión: deportista de competición -> iniciarse en un club
  • La decisión: hacer deporte -> tener en cuenta las necesidades y las cualidades del niño (peso, altura y carácter)


  • La decisión: deporte de competición



    Lo mejor que se puede hacer es contactar con algún profesional que conozca al infante y las ofertas de los clubs cercanos al domicilio y junto con el niño decidir. Es importante siempre dejar la puerta abierta a otros deportes y dar la posibilidad si el infante lo desea de cambiar de deporte.

    La decisión: hacer deporte



    A estas edades es normal que el niño empiece una actividad y a los poco meses decida que no le gusta. En estos casos lo mejor es no hacer un drama, realmente no pasa nada. Llegar a un acuerdo con el infante para que terminar el trimestre o la temporada y buscar otro deporte es la solución adecuada. El inconveniente de los deportes que no son de competición a estas edades es la falta de motivación que lleva al aburrimiento.

    Para niños/as muy sociables: deportes de equipo a poder ser fuera del ámbito normal, es decir que si son de un club y no del colegio mejor. A fin de aumentar su círculo de amistades.

    Para niños/as coordinados: que les guste interactuar en grupo y con cierto control de los sentimientos, los deportes de equipo pueden ser una buena opción. Entre los nueve y los once años el abanico de ofertas en estos deportes es muy amplia. Algunos ofrecen hasta competiciones fuera de los circuitos de competición de las federaciones (competiciones con mucho menos nivel) que ayudaran a los niños/niñas a mejorar su motivación.

    Para niños/as muy inquietos y activos (nerviosos): con falta de concentración, pero trabajadores cuando están motivados, quizás los deportes individuales exigentes como el atletismo o la natación pueden ser la elección adecuada.

    Para niños casi hiperactivos no hay nada mejor que un deporte de competición de altas exigencias (natación/gimnasia), pero si por cualquier motivo esto no puede ser, elegir varios y muy distintos deportes suele también dar buenos resultados. Pero siempre cinco o seis días de actividad física a la semana. Para hiperactivos: cansar a los niños, que desfoguen, siempre es mejor que medicarlos.

    Para niños/as perfeccionistas: con autocontrol y con capacidad de sufrimiento deportes individuales pero que se realizan en grupo como la gimnasia deportiva, el tenis o las artes marciales posiblemente sean los deportes adecuados.

    Para niños/as con problemas de integración el deporte ayuda a la integración y a mejorar tanto las relaciones existentes como la capacidad de crear nuevos amigos. Se debe elegir un deporte individual o colectivo, pero que sea dentro del ámbito escolar o del barrio. A fin de que primero se relacione o integre con los más cercanos.

    Niños o niñas de doce años o mayores



    A esta edad ya se habrá tomado la decisión si realizar deporte de competición o deporte utilitario. En el primer caso estar el sujeto ya inmerso en el mundo de la competición. En el segundo caso se tendrá que tener en cuenta las necesidades del niño o de la niña. Por ejemplo una niña con problemas de peso (gordita) debería ir encaminada a un deporte aeróbico cinco días a la semana como por ejemplo el aerobic, la natación, el spinning....

  • Deporte aeróbicos, control del peso (salud y estética)
  • Deportes de musculación, mejorar el físico y aumento de la autoestima
  • Deportes de lucha y artes marciales, aumento de la autoestima
  • Deportes de equipo, aumento de la integración social


  • Deportes que no son adecuados para un niño



  • Cualquier deporte que conlleven riesgos de lesión como el boxeo, el rugby por ejemplo.
  • Deportes o especialidades gimnasticas que no trabajen todos los aspectos más importantes (resistencia aeróbica, coordinación, disciplina, trabajo en grupo…) como podría ser el culturismo.
  • Deportes no simétricos, como el tenis, pádel..
  • Deportes con riesgos inherentes
  • Deportes individuales que se realizan en solitario como el Pilates

    Tenemos también deportes como el esquí en nieve, el esquí acuático o el motociclismo, que a priori podría ser una elección adecuada pero cuando ves a un niño con los meniscos rotos a los diez años, quizás pienses que podrías haber elegido otra opción.

  • Javier Solas.
  • Norberto PerezPlata.




    todonatacion Natacion y deporte

    Enter your email address:

    Delivered by FeedBurner