Escoliosis



Texto original: Escoliosis publicado con permiso de los doctores Urbano y Meschian.

La columna posee una distribución normal rectilínea en su proyección frontal (mirándola de frente), pero el contorno sagital (mirándola de perfil o de lado) presenta habitualmente tres curvas: cervical y lumbar en lordosis y dorsal en cifosis. La pérdida de esta alineación rectilínea en el plano anteroposterior se ha definido clásicamente como escoliosis, aunque realmente su alteración es tridimensional, es decir, con rotación de la vértebra y de la caja torácica. Por eso, podemos encontrar asimetría de los hombros, de la pelvis, acortamiento del tronco, gibus dorsal o lumbar, e incluso una parte del pecho más prominente que la otra.

Las escoliosis que nos ocupan, por encima de 10º de magnitud, se sitúan entre el 1’5 y el 4% de los niños y adolescentes, si bien solo 1 de cada 10 de éstos van a precisar tratamiento por parte de un especialista. Ah, y las niñas están más afectadas que los niños.

Causas



Según su origen, las escoliosis pueden ser idiopáticas (de causa desconocida), congénitas (presentes en el momento del nacimiento), paralíticas (poliomielitis) y por otras raras enfermedades. Nos centraremos en las ESCOLIOSIS IDIOPÁTICAS que constituyen del 75% al 85% de todas las escoliosis.

No es suficiente con diagnosticar una escoliosis, hay que buscar la causa y asegurar su prevención, pero no hay que confundir la escoliosis con la ACTITUD ESCOLIÓTICA, con ausencia de gibosidad y ausencia de rotación vertebral. La actitud escoliótica corresponde, 8 de cada 10 veces, a una dismetría de extremidades inferiores y desaparece en decúbito (tumbado).

¿Cuando hay que pensar en la escoliosis?



  • - En la pubertad, examinar sistemáticamente la espalda de un niño.
  • - Ante cualquier antecedente familiar (factor hereditario de patrón desconocido).
  • - Siempre que exista oblicuidad pélvica o asimetría de flancos.
  • - Ante cualquier cifosis o deformidad torácica.
  • - Ante todo niño que se sustenta mal.


  • La escoliosis idiopática es una enfermedad familiar. Es necesario examinar a los padres y a todos los hijos, sobre todo a las niñas.

    Tratamiento



    Como regla general, habrá que tratar toda escoliosis que presenta muestras de evolución, cualquiera que sea su angulación, aunque servirá como referencia y clásicamente:

  • - de 0º a 20º --- tratamiento expectante (vida normal, gimnasia, natación, etc.)
  • - de 20º a 50º --- tratamiento ortopédico (corsé)
  • - por encima de 50ª --- cirugía.


  • Esto son valores generales ya que el tratamiento dependerá también de otros importantes factores como son: la velocidad con la que progresa la curva, tipo de curvas, etc …

    Hay que apuntar que con los métodos conservadores no cabe esperar que mejore una curva escoliótica o que se frene la evolución. Sin embargo, son recomendables en cuanto potencian la musculatura, sobre todo si son ejercicios simétricos, como la deambulación o la natación

    En cuanto al dichoso corsé, el tratamiento ortopédico con éste en el mejor de los casos mantendrá la magnitud de la escoliosis, pero nunca reducirá la curva. Cada ciudad, hospital y servicio de Cirugía Ortopédica tendrán su propia escuela y opinión.

    Hay tres problemas en la evolución de una escoliosis que justifican la práctica de la cirugía: la progresión en el adolescente y adulto, una alteración estética grave y los problemas médicos relacionados con grandes curvas (respiratorios, dolor, desestabilización del raquis).

    Casi siempre el momento ideal es el final de la maduración ósea, pero no siempre resulta posible.

    Para terminar, unas breves reflexiones:



  • La escoliosis se diagnostica por inspección.
  • Al tratar una escoliosis, no existe tratamiento alguno, por riguroso que sea, capaz de convertirla en 0º. En otras palabras, el mejor resultado de una escoliosis cuyo tratamiento se inicie en 20º será mantenerse en estos 20º.
  • No se han de mantener actitudes rígidas respecto al deporte. Vida normal. No conozco ningún caso que el deporte y en concreto la natación haya provocado el padecimiento de una escoliosis. Todo lo contrario. Mantener una musculatura en forma ayudará a sobrellevar una escoliosis.
  • Un buen tratamiento supone una buena familia, un enfermo autónomo, sin conciencia de enfermedad, y un médico que controle la evolución del crecimiento y que elija el momento óptimo para un corsé o un tratamiento quirúrgico.


  • Enlaces a sitios deportivos sin relacion con este portal, pero de interes.



    Pilates - Fitness - abdominales - Estiramientos




    todonatacion Natacion y deporte

    Enter your email address:

    Delivered by FeedBurner

    Google