El deporte como medio contra el dolor.



Por el profesor Norberto PerezPlata



La practica habitual de un deporte y en especial de la natación es una prevención contra el dolor muscular producido por la edad, el estrés, o por ciertas patologías difusas como la fibromialgia. Siempre que se tenga una patología se debe consultar al medico antes de iniciar una actividad física, ya sea para ver que se puede y que no se puede hacer como para ver cuanto se puede hacer.

Evitar dolores de cuello producidos por la natación.



Consideramos dolor de cuello el que se produce en el área de las siete vértebras cervicales. Debido a su localización y arco de movilidad, el cuello suele quedar desprotegido y expuesto a sufrir lesiones. El dolor de cuello puede ser agudo y continuado o aparecer de repente y ser intenso. Puede durar desde unos momentos a meses.

Podemos prevenir esto dolores con los siguientes puntos:

  • Calentamiento planificado y especifico previos al inicio de la actividad deportiva.
  • Estiramientos articulares y musculares después de la actividad deportiva
  • Posturas correctas durante el nado, cabeza y columna
  • Manteniendo lo más posible la cabeza en línea con la columna vertebral durante el nado
  • Mantener la tensión adecuada, siempre muy ligera, durante el nado.
  • Evitar movimientos bruscos, por ejemplo en la respiración de crol.
  • Trabajar la respiración bilateral en el crol.
  • Evitar si no se tiene la técnica adecuada la braza y la mariposa


  • Calentamiento -- Estiramientos

    En el crol, respirar hacia los dos lados; llevar la cabeza alta y relajada; respirar lateralmente de forma natural sin que sea un movimiento brusco, intentar que el giro de la cabeza sea continuo y no cree tensiones en las cervicales.

    En la espalda, aprovechar que la cabeza flota y llevarla baja (las orejas dentro del agua) y quieta.

    En general, Llevar la cabeza siempre semi sumergida (baja en espalda y alta en crol) con el agua a la altura de la zona del cabello, cadera alta y pies siempre rompiendo la superficie.

    Evitar dolores de hombros.


    Si el alumno tracciona por debajo del agua con el brazo estirado completamente y durante todo el recorrido, terminara teniendo dolores de hombro, para evitar esto tenemos que enseñar a flexionar el codo en las fases acuáticas de la brazada.
    Así también un reciclaje de los brazos con el brazo estirado también llevara una lesión de hombros con el tiempo debido a la tensión isométrica a la que se somete el hombro durante demasiado tiempo. Enseñarlos a llevar el codo flexionado durante el recobro nos quitara este problema de encima.

    A partir de los treinta años una sobrecarga de trabajo en los hombros por un entrenamiento inadecuado (exceso de entrenamiento) puede llevar a un dolor agudo y persistente, el entrenador siempre tiene que tener claro que lo primero es la progresividad y el trato individualizado.

    Unos hombros musculados, resistentes y con un buen grado de flexibilidad facilitaran la prevención de lesiones y dolores.

    Dolor de hombro


    todonatacion Natacion y deporte

    Enter your email address:

    Delivered by FeedBurner

    Google